Empresa de Reparación de móviles en Valencia personalizada

Los móviles se han convertido en algo fundamental en nuestro día a día, estudios especializados afirman que cerca de un 80 % de la población cuenta con al menos un dispositivo móvil inteligente, y la mayoría afirma que lo lleva donde quiera que vaya, esta tendencia hace que estos equipos a pesar de versatilidad y alta tecnología estén expuestos a sufrir daños y ameritar de reparación de móviles en Valencia que pueden ser costosas.

Por ello muchas personas optan por aprender a realizar el mantenimiento de los celulares, así como realizar algunas reparaciones y cambios de piezas y accesorios, esto permite que pueden tener su celular en muy buenas condiciones y a ahorrarse algo de dinero, a continuación te dejamos dos métodos que te ayudarán hacerle mantenimiento o reparaciones específicas a tu móvil.

Eliminar la humedad de un móvil utilizando arroz

Uno de los principales enemigos de los móviles y en general de todo equipo electrónico es la humedad, el contacto de algún líquido con nuestro móvil puede causarle serios daños, algo que ocurre con más frecuencia de lo que creemos, una inmensa cantidad de móviles cada año encuentran su fin por la acción de la humedad, ya que se piensa que luego de haberse mojado son inservibles.

La reparación de móviles en Valencia que han sufrido accidentes inesperados con agua o algún otro líquido es en muchos casos factible y bastante sencilla de realizar, sólo se debe seguir los siguientes pasos y tener algo de paciencia, seguramente podrás rescatar tu móvil y te ahorrarás una buena cantidad de dinero, que cobran los servicios técnicos especializados en la reparación de celulares.

  • Apaga el móvil y seca el líquido de su exterior: sí tu móvil se moja y aún continua encendido, lo primero que debes hacer es apagarlo, nunca intentes encenderlo, ya que el líquido que ha caído en su interior puede ocasionar un cortocircuito y dañar algunas en sus partes vitales, lo más recomendable es secarlo con una toalla de tela o papel.

Evita sacudirlo para tratar de sacar el líquido que está en su interior, esto puede ser contraproducente, ya que se puede esparcir el líquido a algunas partes internas que se encontraban libres de humedad.

  • Retira las carcasas, la batería y la tarjeta SIM: una vez que has secado el exterior del móvil retira las carcasas (cubiertas), quita la batería y la tarjeta SIM y procede a secar con sumo cuidado el interior del móvil y las piezas que acabas de retirar.
  • Coloca el móvil dentro de un recipiente con arroz blanco: en un bol o cualquier recipiente limpio y bien seco coloca suficiente arroz, luego mete allí el móvil y verifica que quede totalmente cubierto, se recomienda dejarlo así por espacio de 18 a 24 horas, para que el arroz absorba toda la humedad.

Una vez transcurrido el tiempo, saca el celular del arroz, límpialo bien con un cepillo suave o con una aspiradora, coloca las demás piezas incluyendo la batería y procede a encenderlo, seguramente te sorprenderás al ver que funciona nuevamente.

Recuerda que la efectividad de este procedimiento va a depender de la cantidad de líquido que le entró al móvil y el tiempo que estuvo expuesto a tal nivel de humedad.

Hazle mantenimiento al puerto de carga

El puerto micro – USB es una de las conexiones más usadas de los móviles ya que por allí se recarga la batería y se puede conectar el móvil con cualquier ordenador para transferir datos o cualquier otra operación que se desee, con el tiempo y el uso este conector puede obstruirse llegando incluso a impedir que se pueda recargar la batería.

Generalmente lo que ocurre es que en interior se acumula suciedad y pelusas que impiden que se produzca una buena conexión, si esto le ocurre a tu móvil, puedes hacerle mantenimiento al puerto de carga para que funcione adecuadamente, para ello solo necesitas un mondadientes (palillo) y un poco de paciencia para retirar todo lo que se encuentra acumulado en su interior.

Lo que debes hacer es utilizar el palillo para remover todo la pelusa y suciedad que se ha ido acumulando, debes hacerlo con bastante cuidado y paciencia para no dañar ninguno de los pequeños conectores internos, puedes ir alternando el uso de un soplador o secador de cabello para ayudar a eliminar los residuos de dicho puerto.

Es importante no esperar a que el puerto de carga deje de funcionar o no permita que se conecte el cargador para realizar esta sencilla reparación de móviles, puedes hacerla de manera regular y así prolongar la vida de tu celular, además al hacerlo evitarás tener que llevar tu equipo a un centro de reparación y tener que desembolsar dinero para ello.